¿Se puede prevenir la demencia? | FamilyON

¿Se puede prevenir la demencia?

Dr. Agustín Ibañez / Argentina
  • 0/5

    ¡Gracias por tu valoración!

Hoy los estudios revelan importantes factores a nuestro alcance para prevenir la demencia y tener un envejecimiento saludable. El Dr. menciona distintos factores que ayudan a prevenir la demencia.

 

8 claves para prevenir la demencia

La demencia corresponde al conjunto de síntomas que representan una pérdida en las funciones mentales que afectan la memoria, el pensamiento y las habilidades sociales que pueden interferir en el desarrollo de las actividades en tu vida cotidiana. El neurocientífico y psicólogo Agustín Ibáñez, presenta una manera de tomar conciencia de la vida que hacemos para poder prevenir la presencia temprana de esta enfermedad en nuestras vidas. 

Así mismo señala la OMS que la demencia es un síndrome que se caracteriza por el deterioro de  las funciones cognitivas, disminuyendo la capacidad  para desarrollar actividades cotidianas. Ello involucra una disminución del pensamiento,  la memoria, el intelecto y cambios en el comportamiento habitual. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia, correspondiendo al 70% total de los casos

 

La Dra. María Trinidad Hoyl (Depto. Medicina Interna Programa de Geriatría, PUC), señala que la demencia es una de las enfermedades más temidas actualmente en nuestra sociedad. La define como un síndrome clínico de deterioro cognitivo que disminuye la capacidad intelectual e influye en el desempeño social y funcional, alterando la calidad de vida del individuo en su personalidad, conducta y estado de ánimo.

 

 

¿Qué podemos hacer para prevenir la demencia?

 

Hoy día existen estudios que revelan importantes factores a nuestro alcance para prevenir la demencia y tener un envejecimiento saludable 

Se ha concluido que la demencia tiene entre el  5% y el 15% de componentes genéticos. Sin embargo, se ha investigado que las enfermedades  neurodegenerativas  pueden disminuir su aparición en cuanto se tenga conciencia de aquellos factores de riesgo que activan su presencia. 

Estos factores de riesgos son altamente reversibles y modificables durante toda la vida. Tú eres dueño de llevar una vida saludable y puedes influir de manera beneficiosa controlando  tus hábitos de vida para prevenir la demencia realizando las siguientes actividades:

 

  1. Mantener tu mente activa, leyendo , ejercitando tu memoria, resolviendo crucigramas
  2. Realizar actividad física a través del  ejercicio diario.
  3. Alimentación sana, basada en la dieta mediterránea 
  4. Disminuir el consumo de alcohol y tabaco, también reduce los riesgos y mejora la salud.
  5. Reducir el estrés
  6. Mantener vínculos sociales con amigos y familiares  
  7. Lograr una buena calidad de sueño
  8. Cuidar y combinar todos estos factores mencionados anteriormente

 

 

Este video te hará tomar conciencia profunda que la forma en que cuidas de tu vida, te va a impactar cuando seas un adulto mayor.  En la medida en que desarrolles mayor conciencia de los factores de riesgo que te exponen a la demencia y que generes cambios activos en los hábitos de vida, vas a reducir las probabilidades de desarrollar demencia y así lograr un envejecimiento saludable.

Una preocupación mayor para la salud pública son todos los tipos de demencias que presenta la población en todo el mundo. Es por esto el llamado a médicos, profesionales de la salud y familiares a aprender a diagnosticar y manejar de manera profesional a adultos que presenten síntomas de demencia a lo largo de su vida.

Actualmente en Chile el 1,06% de la población manifiesta algún tipo de demencia y el  7,1% de adultos sobre 60 años presenta deterioro cognitivo, el cual aumenta en un 13% en los adultos entre 75 y 79 años y es aún más en personas mayores de 85 años llegando a un 36,2 % de la población.https://medicina.uc.cl/publicacion/demencia/

La demencia es una enfermedad que afecta a toda la familia. El Dr. Ibáñez  nos explicará qué es la demencia, qué  tipos de demencia existen  y mencionará los indicadores a tener en cuenta para detectarla tempranamente. 

¿Cómo afecta la demencia a las personas y su entorno?

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia de los adultos mayores de todo el mundo y puede resultar abrumadora no solo para quienes padecen esta enfermedad, sino también para sus cuidadores y familiares 

El alto impacto en la familia del que padece la enfermedad debe ser tratado con apoyo de todos los miembros.   ¨La demencia no es solo una enfermedad que tenga que ver con la muerte de neuronas, sino que es un mal que destruye la identidad de quienes lo padecen y es una enfermedad que afecta a toda la familia¨, nos dice el Dr. Ibáñez. 

Cuando un individuo pierde su autonomía, es la familia la que debe cambiar para facilitarle la vida y para poder adaptarse a esta dura realidad.

 El impacto de esta enfermedad está mucho más marcado en la familia que en el paciente que la padece, y es fundamental que se adapten de forma proactiva y positiva para que sea más llevadera. 

La demencia es un conjunto de enfermedades y la más conocida es el Alzheimer, que se relaciona con la pérdida de memoria. Pero también existen otros tipos de demencia que afectan y pueden producir pérdida de personalidad,  habilidades sociales, así como pérdida de  empatía o reconocimiento emocional

 

 

Tipos de demencia 

 

Hay tipos de demencia que producen déficit de motor severo, como es el Parkinson, o déficit motores combinados con  déficit psiquiátrico, como es la enfermedad de Huntington. 

Otro tipo de demencia  puede producir problemas de coordinación como es la Ataxia.

Lo más importante es poder transmitir que existen varios tipos de demencia y que  no existe solamente la demencia senil, aquella enfermedad neurodegenerativa producida por la edad y que produce pérdida de memoria.

También hay que considerar que existen problemas dentro de la esfera social en la que nos movemos, como la estigmatización  social. Este es el primer obstáculo que debemos eliminar de la sociedad para poder reconocer que la demencia es una de las enfermedades que tanto afecta a la familia en su dinámica cotidiana.  Se debe reconocer y aceptar la necesidad de solicitar ayuda y  orientación profesional para brindar apoyo y contención a los adultos quienes la padecen.

 

 

¿Cómo detectar la demencia tempranamente? 

 

Los familiares pueden detectar cambios a través de indicadores que afectan la  funcionalidad cotidiana de las personas que padecen esta enfermedad. Se debe estar atento en percibir cambios en el hábito del sueño,  en la espacialidad en donde habitualmente se mueve la persona o en su personalidad (es decir, si la persona se vuelve más apática o más irritable o más impulsiva). Estos  son indicios que pueden ayudar a detectar tempranamente un diagnóstico correcto de una demencia en curso.

Se recomienda que los familiares puedan recibir ayuda primaria dado la heterogeneidad de síntomas que caracteriza la demencia, ya que es sumamente difícil poder detectarla  en una etapa temprana (se puede  confundir fácilmente con otras enfermedades).

Asimismo, es aconsejable estar atento a los cambios subjetivos del paciente y luego a los cambios continuos y progresivos  en el tiempo. 

Finalmente lo que ayudaría a tener en cuenta para determinar si una persona padece demencia, es evaluar si existen nuevos cambios cognitivos o motores en la persona, es decir,  que no hayan existido anteriormente en su comportamiento, tales como:

 

  1. Pérdida de memoria y dificultad para aprender y retener nueva información.
  2. Confusión y desorientación espacial,  ej. perderse mientras conduce. 
  3. Alteraciones en el comportamiento; aparece pasividad o más irritabilidad, desinhibición  en reuniones sociales perdiendo el tino social y la  empatía frente a sus familiares.  
  4. Dificultad con la coordinación de funciones  motoras, como subir escaleras.
  5. Dificultad  para comunicarse o encontrar el lenguaje adecuado en una conversación. 
  6. Dificultad para razonar o resolver problemas  (realizar una labor que requiere varios pasos a seguir).
  7. Dificultad para planificar y organizar tareas cotidianas.

 

Nuestros Patrocinadores